Campaña 20/21: Se define la cosecha gruesa en EE.UU.

Faltando poco menos de un mes para el otoño boreal, los cultivos de maíz y soja transitan las etapas de reproducción más avanzadas. El reciente relevamiento realizado por Pro Farmer prevé rendimientos más que satisfactorios en el núcleo productivo.

La semana pasada se llevó adelante el tradicional tour de cultivos, que organiza anualmente Pro Farmer, con el objetivo de evaluar la situación de la campaña gruesa en el país. Productores, agrónomos y técnicos especializados participaron de este recorrido, que tuvo una duración de cuatro días, considerando una amplia gama de lotes visitados sobre las regiones con mayor peso a nivel país. Básicamente el propósito del relevamiento es proporcionar datos precisos y un panorama agronómico de cada zona y así estimar el potencial de rendimientos de maíz y soja.

Frente al contexto atípico que impone la pandemia de coronavirus, en esta oportunidad, se implementó con una cantidad muy limitada de participantes. Incluso, los resultados parciales recolectados en cada uno de los tramos del tour, fueron transmitidos por reuniones virtuales. En función de las estimaciones reportadas y el estado visitado, tenía mayor o menor repercusión en la operatoria CME. Durante el trayecto se extrajeron más de 1.500 muestras para cada cultivo dentro de los siete estados relevados.

El recorrido comenzó simultáneamente en los extremos geográficos de la región en análisis. El tramo oeste de la gira partió desde la ciudad de Sioux Falls, situada al sudeste de Dakota del Sur, mientras que el tramo este se inició en Columbus, capital del estado de Ohio. Con el correr de la semana, el trayecto fue extendiéndose por Nebraska e Indiana, centro – oeste de Iowa e Illinois y la etapa final en Minnesota y franja este de Iowa.

A la hora de elaborar sus estimaciones de cosecha, se contemplaron factores como la madurez de la planta, ajustes en la superficie sembrada y las diferencias históricas entre Pro Farmer y el USDA. Mientras que diariamente se obtenía el potencial de rendimiento de maíz para cada distancia realizada, en el caso de la soja se relevó un conteo de vainas sobre una superficie promedio de 0,83 m². Una vez concluido el tour, se calcularon los rindes de soja correspondientes a cada estado.

La gira generó cierta expectativa por los resultados aportados por Iowa, que fue epicentro de un fuerte temporal que azotó cerca de 4,00 mill.has. Al respecto, fue declarado en situación de emergencia por el propio presidente estadounidense, Donald Trump, poniendo a disposición una línea de asistencia financiera para aquellos productores que sufrieron daños en sus campos e instalaciones agropecuarias. Otro de los motivos por los cuales acaparó mayor atención es que presenta áreas con requerimientos hídricos, a diferencia de los estados restantes que componen el Medio – Oeste.

Lo cierto es que las muestras tomadas señalan que el suceso climático no dejó secuelas tan severas en los cultivos. Es más, el recuento de chauchas de soja aumentó ligeramente respecto a la campaña previa en Iowa y apunta a una productividad promedio de 37,0 qq/ha. Así queda exactamente 2,0 qq/ha. por debajo de la última proyección oficial, dada a conocer el 12 de agosto pasado. No obstante, sí se aprecia un impacto más notorio en los lotes maiceros, con un deterioro en la previsión de rindes. Efectivamente se estiman 113,0 qq/ha. frente a los 126,8 qq/ha. calculados por el USDA en su actualización mensual.

Por otro lado, Illinois está concentrando los números más alentadores en cuanto a rendimientos y producción, basados en 424 muestras recopiladas. El boletín informativo de Pro Farmer señala una referencia promedio de 41,7 qq/ha en el cultivo de soja y supera cómodamente a los 36,3 qq/ha cosechados en 2019. La marca no resulta sorpresiva considerando que el USDA está tomando en consideración 43,0 qq/ha. Del mismo modo, el tour prevé un rendimiento de maíz por 128,7 qq/ha. y no logró cubrir los 129,9 qq/ha. contemplados oficialmente.

Finalmente, de acuerdo a las muestras tomadas, la producción nacional queda determinada en 376,45 y 118,71 mill.tn. por maíz y soja respectivamente. En ambos casos se sitúan por debajo de las proyecciones oficiales, que indican 388,08 y 120,42 mill.tn. De corroborarse los pronósticos del tour, EE.UU. se encamina a obtener la segunda cosecha más alta de maíz, tras el récord alcanzado en la campaña 2016/17. En cuanto a la soja, quedaría en el tercer puesto a nivel histórico, luego de los máximos logrados en los ciclos 2018/19 y 2017/18.