Trigo 2020/21: Panorama de siembra en Argentina

La expectativa de un crecimiento en la superficie triguera fue diluyéndose a medida que transcurría la segunda mitad del otoño y lo transcurrido del invierno, con escasas precipitaciones en la franja central del país. Los sectores más afectados, localizados en las regiones del sur de Santa Fe y Córdoba, han quedado relegados. Además, los cultivos que lograron ser implantados ya evidencian los efectos del estrés hídrico y, en algunos casos, de las recientes heladas. Si nos desplazamos más hacia el este del país, Entre Ríos ha recibido mayores acumulados en el último mes y, con ello, los niveles de humedad son más elevados.

La campaña 2020/21 apunta a una producción más concentrada en Buenos Aires, respondiendo a la previsión de área y la situación general que presentan los cultivos al momento. El sudeste de esta provincia, en cambio, es afectado por excesos de agua y se verifican zonas que aún no pueden sembrarse. Bajo estas circunstancias, la siembra nacional apunta a finalizar un 4% abajo en relación a la campaña precedente. En el mapa siguiente observamos un detalle en las diversas regiones del país, considerando el cambio de superficie, el estado de los cultivos implantados y el nivel de reservas predominante.